Defensas altas: Comer bien es la clave para no enfermarse


Muchos estudios demuestran que una dieta equilibrada basada en una alimentación variada, refuerza el sistema inmunológico y fortalece las defensas. Cada grupo de alimentos brinda distintos tipos de vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para vivir saludablemente. Pero, ¿cómo hacer para ayudar al organismo a reforzar esas defensas a través de la alimentación?

La nutricionista Rocío Sanchez Canicoba (MN 4602 // MP 9435), de los Centros de Diagnóstico DIM indicó que cuando una persona tiene las defensas bajas presenta un riesgo mayor de contraer enfermedades de cualquier tipo. Los síntomas o señales son muchos y muy variados. Especialmente en temas nutricionales se nota la presencia de cansancio y con falta de energías, con sueño, etc.

Algunas alertas de que eso está pasando es que se presenten cuadros de otitis o sinusitis de manera frecuente durante el año, contraer neumonía y que se prolongue por mucho tiempo. Los cuadros de diarrea crónica con pérdida de peso inusual, la recurrencia de infecciones virales como resfríos, herpes, verrugas y también presencia constante de eczemas, hongos alrededor de boca y otras zonas de la piel, son otras señales de que las defensas del organismo están bajas.

Para lograr el equilibrio del sistema inmunológico y fortalecerlo al máximo debe mantenerse una dieta variada, equilibrada y saludable. Una buena alimentación debe alternar el consumo de: carnes, lácteos, verduras y frutas, cereales integrales, legumbres y agua. Todos los grupos de alimentos contribuyen a mantener la salud en buen estado y ayudan a funcionar de manera óptima las defensas.

Se debe evitar consumir alimentos que contribuyen a aumentar el riesgo de contraer enfermedades, como los que poseen alto contenido de azúcares, sal y grasa saturada. Sin embargo hay grasas beneficiosas para la salud que brindan un efecto protector frente a enfermedades cardiovasculares llamados ácidos grasos omega 3, presente en el pescado, frutas secas, semillas los cuales deberían consumirse con mayor frecuencia.

Otros factores de equilibrio de las defensas inmunológicas:

La salud está condicionada directamente con el tipo de alimentación consumida por la persona.  Los alimentos o bebidas milagrosas no existen pero sí puede hacer la diferencia mantener un estilo de vida saludable que mejora y fortalece el sistema inmunológico y la salud del organismo en general.

Además de una incorrecta alimentación, hay otros factores - como el sedentarismo, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y el estrés - que predisponen al organismo, a las enfermedades ya que debilitan el sistema inmunológico incidiendo directamente a bajar las defensas.





You Might Also Like

0 comentarios